Taika Agency

2023 y el algoritmo de Instagram

En nuestros dos últimos posts hemos hablado de la historia de Instagram y de los algoritmos que ha tenido. Así que hoy venimos a contaros lo que nos espera este 2023 con Instagram y cómo podemos prepararnos, ¡vamos a ello! Lo primero que hay que decir es que, tal y como pasó en 2022, los cambios de algoritmo son bastante regulares así que podemos hablar de un un algoritmo cíclico que cada 3 meses aproximadamente cambia y hace que el alcance se vea afectado tanto con subidas como con bajas en factores como: La temática de la cuenta El número de seguidores El país o idioma Tipo de contenido   En 2022 vimos que ya no bastaba con subir fotos, una descripción corta y cuatro Hashtags. Eso ya no funciona, porque el algoritmo cíclico solo te afecta si creas contenido de forma periódica aportando valor real. Es por eso que puede ser que este 2022 hayas notado que el alcance de tus publicaciones haya bajado considerablemente. Así que en 2023 lo más importante es que sigas publicando contenido de calidad, que tenga relevancia para tu comunidad. Si no sabes qué publicar puedes preguntarle directamente a tu comunidad mediante el Sticker de preguntas o encuestas, de esta forma ejecutas el algoritmo con el uso de funcionalidades. No hemos perdido la estrategia de la “red de araña” que os comentábamos en nuestro último post, así que es importante que sepas que puedes expandir el alcance de tus publicaciones gracias a tus seguidores y a las interacciones. Además, ten en cuenta que, como siempre, el tiempo que dedican tus seguidores a estar en tu perfil también activa el algoritmo. Si publicas un vídeo y el contenido no llega a visualizarse hasta el final es posible que Instagram te castigue en los siguientes dejando de ser mostrado para las personas que no han visto todo el contenido, aunque hayan interactuado con este dando Me Gusta o comentando. ¿Eres creador de contenido y no sabes cómo puedes asegurarte que tus usuarios estén enterados siempre de lo que publicas? Lo primero que te recomendamos es que les digas a tus usuarios que activen las notificaciones de tu perfil de instagram (esto lo hacen accediendo al perfil y dando click en la campanilla que verán en la parte superior derecha, activan todas las opciones y listo), otra opción, aunque si no tienen las notificaciones activadas de poco va a servir, es que avises a tu audiencia mediante Stories de cuando subes contenido. Además, si reposteas directamente el contenido publicado (opción compartir de las publicaciones) puedes conseguir mayor alcance ya que la audiencia solo debe hacer click para acceder a la publicación en concreto. Estamos seguros que a medida que el año vaya corriendo vamos a ir teniendo más novedades que estaremos encantados de compartir con vosotros, pero de momento… ¡Esto es todo amigos! ¿Te ha gustado? ¡Compártenos tu opinión en comentarios! Y si quieres saber más sobre nosotros, solo tienes que seguirnos en nuestras redes sociales 🪐🚀🌈 www.instagram.com/we.are.taika www.facebook.com/we.are.taika www.linkedin.com/company/wearetaika ¡Nos vemos en el próximo! ¿Quieres seguir leyendo? Todos nuestros artículos aquí

Instagram: El antes, durante y después

Hoy vamos a hablar de todo lo que ha pasado en Instagram desde que fue creada por Kevin Systrom y Mike Krieger, y posteriormente lanzada, el 6 de octubre de 2010 (únicamente para usuarios con dispositivos Apple Inc., lo cual dejaba a muchos usuarios fuera del radar). La aplicación se creó para ser una especie de álbum fotográfico y videográfico digital, que permitía añadir filtros fotográficos para hacerlo más atractivo. La aplicación terminó ese mismo diciembre con aproximadamente 1 millón de usuarios registrados. Veréis cuando Systrom y Krieger lanzaron la App no imaginaban que a mediados de 2011, concretamente en Junio, la aplicación llegaría a los 5 millones de usuarios registrados. Pero así fue, Instagram tuvo un incremento de más de 4 millones de usuarios registrados en seis meses… ¡una locura! Así que como podéis comprender, como en ningún momento se plantearon esa brutalidad, empezaron a encontrarse con varios problemas, entre ellos la velocidad de carga de los contenidos o la visualización de los mismos. Fue en ese momento, buscando solución al problema, en el los creadores habilitaron el uso de los hashtags en las publicaciones, como método para poder clasificar las publicaciones de los usuarios y, de esta forma, que los usuarios pudieran encontrar publicaciones relacionadas con una categoría concreta haciendo click en el hashtag en cuestión. Esta primera idea de clasificación se convirtió en el primer algoritmo de la aplicación. El problema incrementa en 2012 cuando abrieron la aplicación a todos los usuarios de Android, consiguiendo así más de un millón de descargas en menos de 24 horas. Pero… ¿adivináis que pasó? ¡Correcto! La aplicación volvió a fallar por el incremento de los usuarios registrados y activos en la aplicación. Evidentemente, con la subida de los usuarios, los creadores tuvieron que empezar a planear cambios a hacer pero, como todo en esta vida, costaba dinero. Así, seis días después de salir al mercado Andoid, Instagram fue adquirida por Facebook por mil millones de dólares. Como resultado, a mediados de 2012 el total de usuarios registrados en la aplicación alcanzaba los 27 millones, y a final de año superaba los 100 millones. No obstante, durante los siguientes meses e inicio de 2013, el incremento de usuarios se vio frenado por los cambios en las condiciones y términos de uso de la aplicación, por ejemplo, que los usuarios registrados tenían que superar los 14 años de edad. A finales de 2013, se incorporan los mensajes directos, las etiquetas a otras personas en nuestras publicaciones y los anuncios personalizados a través de cookies. Durante los siguiente año 2014 Instagram estuvo anunciando mejoras y nuevas incorporaciones para 2015. Uno de los principales cambios que marcó un antes y un después en la aplicación fueron las historias de Instagram, es decir la posibilidad de realizar vídeos cortos de 15 segundos que desaparecerían en 24 horas exactas (replicando el estilo de la aplicación Snapchat. A principios de 2016 Instagram cambió su logotipo y diseño interno de la aplicación, haciéndola más sofisticada. Dicho cambio fue realizado directamente por Facebook, sin consensuar nada con sus legítimos creadores, y éstos se vieron obligados a abandonar sus cargos en la compañía. En 2017, después de su salida, K. Systrom y M. Krieger decidieron hablar en una Televisión Nacional sobre lo sucedido, lo que provocó un gran descontento por parte de los usuarios hacía Facebook. Fue en ese momento en que Instagram empieza a encallarse en la subida de seguidores, así que deciden incorporar la opción (al puro estilo Periscope) de realizar vídeos en directo. Los cambios más radicales llegaron a partir de 2018. Con todos los cambios realizados anteriormente, la aplicación hizo visible algo que hacía décadas que pasaba y puso nombre a lo que hoy en día conocemos como influencers. Es decir, personas que destacaban entre todas las demás sin que su profesión fuese popular. Por ejemplo, que Cristiano Ronaldo o un Messi tuvieran un perfil con cientos de miles de usuarios era ‘normal’, pero Dulceida (pionera de este sector) contaba con más de un millón y medio de seguidores por aquél entonces siendo ella misma y mostrando sus gustos. Dulceida, junto a otras personalidades como Maria Pombo, Paula Gonu, Laura Escanes, y más, mostraban su día a día y las marcas que consumían. Cuando lo hacían, rápidamente los productos se agotaban de las tiendas o colapsaban las páginas web. Fue entonces cuando compañías como Coca-Cola, Nike, Adidas… empezaron a ver el negocio de dichos Influencers. Y, aunque esto realmente pasa desde aproximadamente 2014 en Instagram, fue justamente en ese momento en el que la aplicación incorpora  la verificación de perfiles como “creadores de contenido” o “empresas”, para que sea más fácil para estos poder alcanzar sus expectativas comerciales. Ahí es cuando más fuerte suenan las recientes profesiones de los “community manager” o “social media analyst”, que se dedican a monitorear las cuentas de creadores de contenido y empresas para encontrar un rendimiento mayor en ventas. Así pues, en 2019, lanzarón Instagram TV (IGTV) siendo este un apartado nuevo dentro del perfil de la app que permitía subir vídeos de hasta de 10 minutos de duración y de 60 minutos a las cuentas verificadas y que tenía la intención de competir con Youtube. Por su bajo número de usos e interacciones este recurso fue eliminado a finales de 2020. Acercándonos a la actualidad y finalizando la historia de esta App que sin duda ha sido toda una revolución tanto en aplicaciones móvil como en formas de compartir contenidos, por no hablar de que ha sido la pionera en muchas de las cosas que otras utilizan ahora (Tik Tok, por ejemplo), a finales de 2019 e inicios de 2020 se incorporan funcionales como la tienda online y, por supuesto, la llegada de los inigualables reels (vídeos cortos que tienen como objetivo para dar un teaser de lo que es tu cuenta). Durante estos últimos dos años Instagram ha añadido a su aplicación varias ‘pijaditas’ que sin duda divierten la creación de contenido: stickers en stories, seguimiento de hashtags, ocultar los Me